Las Enfermedades reumáticas

 

Dra. Irma Rosales Sierra.

 

 

 

 

 

 

 

Las enfermedades reumáticas amenazan con convertirse en un problema de salud pública; actualmente afectan a entre cinco y 10 por ciento de la población mundial y aunque son relativamente comunes las causas aún son desconocidas; por ello, que los tratamientos no son funcionales. Atacan adultos y también a niños.

 

La Artritis y otras patologías similares pueden afectar a cualquier persona, sea cual sea su edad, sexo o raza. El desconocimiento de esta realidad hace que la población no enfrente tales enfermedades en los niños y jóvenes de la forma más adecuada. La falta de detección, diagnóstico y tratamiento oportuno acarrea problemas funcionales graves que afectan el desarrollo físico, psicológico y social de éstos, y deterioran su calidad de vida

La enfermedad reumática aguda o crónica es muy frecuente en la población y tiene un importante impacto social. Es importante considerar que estas patologías no son exclusivas de la edad avanzada, ya que también se presentan, aunque con menor prevalencia, en niños, adolescentes y jóvenes que refieren dolor músculo-esquelético como síntoma dominante, o bien síntomas generales que hacen pensar en la posibilidad de una enfermedad reumática.

 

Estos padecimientos no sólo han sido estudiados desde el punto de vista médico, sino del impacto que producen en las áreas laboral, social, económica y familiar, pues reducen la capacidad laboral de los afectados y en su fase aguda pueden disminuir la movilidad.

 

Desde hace años, se estudian las patologías relacionadas con la inflamación y el dolor de las articulaciones, principalmente la espondilitis anquilosante, la gota, la artritis reumatoide y la artritis infantil.

 

 

 

Existen más de 250 enfermedades reumáticas

 

 

 

Afectan huesos, músculos y ocasionan inflamación en articulaciones. Entre ellas están la fibromialgia, la artrosis, la gota, el síndrome de Sjögren, y las artritis idiopática juvenil, la artritis reumatoide y la artritis psoriásica, entre otras.

 

 

Los medicamentos son funcionales, pero el problema radica en que la mayoría de los enfermos no tiene acceso a ellos por su condición económica. Así, los especialistas pretendemos que con los resultados de los estudios sobre aspectos socioeconómicos, las autoridades del sector salud modifiquen la percepción que tienen de estos males y los consideren discapacitantes y de repercusión laboral.

 

Uno de los riesgos más graves es que los médicos generales, que brindan la primera atención confunden los síntomas en los pequeños y ofrecen un diagnóstico y tratamiento incorrectos. Frecuentemente llegan con un especialista en etapas avanzadas.

 

Muchas de las enfermedades reumáticas pueden producir dolor, rigidez e hinchazón en las articulaciones y otras estructuras de soporte del cuerpo, tales como músculos, tendones, ligamentos y huesos; pero también puede afectar a otras partes del cuerpo, entre las que se incluyen los órganos internos como, por ejemplo, el riñón, por lo que el paciente puede correr el riesgo de muerte.

 

En la etapa de la infancia, se está propenso a sufrir de enfermedades reumáticas como Artritis Reumatoide Juvenil, Lupus Eritematoso Sistémico o Enfermedad de Kawasaki -conocida también como Síndrome linfonodular muco cutáneo o Poli arteritis Infantil- entre otras.

 

Los diversos tipos de enfermedades reumáticas presentan síntomas distintos que, en general, cada individuo puede experimentar de una forma diferente.

 

El tratamiento debe realizarse multidisciplinario e incluye médicos fisiatras, ortopedista, cardiólogos,  neonatólogos,  pediatras, cirujanos plásticos, psiquiatras, nutriologos, psicólogos, etc... que apoyan en el tratamiento al médico Reumatólogo.

 

Los tratamientos están encaminados a disminuir el dolor la inflamación y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Los medicamentos anti-inflamatorios se dividen en esteroides y no esteroides y tienen su indicación precisa. Los medicamentos modificadores de la enfermedad son una alternativa eficaz para llevar a la remisión clínica a un grupo de pacientes que son tratados con los mismos.

 

La remisión clínica se considera como la meta a seguir de todos los especialistas en reumatología y los avances mas recientes que tenemos para este propósito son las terapias biológicas.

 

 

 

Terapias biológicas

 

 

La última revolución terapéutica experimentada por la Reumatología ha sido la provocada por las llamadas terapias biológicas. Estos fármacos han proporcionado una mejoría clínica y en especial de la calidad de vida de los pacientes afectos de la mayoría de enfermedades reumáticas inflamatorias crónicas. A esto hay que añadir el cambio que ha supuesto para la Reumatología la aparición de este tipo de fármacos. Nos obligan a planificar el tratamiento y a evaluar el estado de salud previo de nuestros enfermos y a la realización de un seguimiento exhaustivo de los pacientes.


Es más, las nuevas terapias han llegado a cambiar la estructura de los hospitales ya que hay tratamientos que requieren un mayor seguimiento y administración por parte del personal sanitario. Así han nacido las unidades de hospitales de día, que permiten un mayor control de los pacientes.

 

 

 

 

 

 

 

© 2014 Clínica Reumatológica Vida

95794