Clínica Reumatológica Vida
TRABAJAMOS PARA MEJORAR TU CALIDAD DE VIDA

Fibromialgia

La fibromialgia (FM) es un padecimiento muy común que afecta alrededor del 2% de la población en general, la mayoría mujeres. La FM se caracteriza por dolor muscular generalizado y crónico, fatiga extrema que no mejora con el reposo y trastornos del sueño. Existe un traslapo significativo entre la FM y el síndrome de fatiga crónica.  Los pacientes con FM con frecuencia tienen otras molestias como lo son: dolor de cabeza, crispamiento constante de la mandíbula durante la noche,  adormecimiento de brazos y piernas, cólicos abdominales. Es también característica una hipersensibilidad a la presión  en puntos bien definidos del cuello y de la parte baja de la espalda
Las molestias de la fibromialgia que pueden llegar a ser dramáticas contrastan con la normalidad de los diversos análisis de laboratorio dando lugar a que estos pacientes sean tildados de hipocondríacos o histéricos.
El tratamiento de la fibromialgia es  multidisciplinario. El reconocimiento de la disfunción autonómica en la FM obliga a un abordaje integral. Un diagnóstico correcto es de mucha ayuda, ya que los pacientes sienten alivio al encontrar por fin una explicación lógica a sus múltiples molestias. El definir el diagnóstico adecuado evita también los constantes (y costosos) estudios diagnósticos. Es importante enfatizar que las respuestas a los tratamientos varían de paciente a paciente, por lo tanto el tratamiento debe de ser individualizado y supervisado por un médico de preferencia especialista en la enfermedad, el reumatólogo.

El ejercicio aeróbico graduado ha probado ser efectivo en la mejoría del balance autonómico. Lo mismo se puede decir de las terapias de relajación mente-cuerpo. Es recomendable evitar substancias con efectos parecidos a la adrenalina como lo son la nicotina y la cafeína (incluyendo el refresco de cola). La ingesta de agua con alto contenido de minerales pudiese ayudar a los síntomas relacionados con presión arterial baja (fatiga, mareo, desmayos)

En un síndrome con manifestaciones tan abigarradas es importante evitar el uso excesivo de medicamentos. Los pacientes deben entender que no existe una “píldora mágica” para curar todas sus molestias. La utilización juiciosa de los medicamentos que modulan de diferentes maneras al sistema nervioso autónomo y el sueño mejoran parcialmente las molestias. El síntoma cardinal de la FM, el dolor generalizado debe ser tratado con analgésicos de acción central. Los anti-inflamatorios tienen poco efecto benéfico. Es importante reiterar que las respuestas individuales a los tratamientos tienen gran variación y que una prescripción generalizada de algún remedio específico es claramente inadecuada. Hay dos medicamentos que han sido aprobados en México recientemente para utilizarse en algunos casos de fibromialgia: La pregabalina y la duloxetina. Sin embargo, el tratamiento esta encaminado al control del dolor, y disminución de la ansiedad y el insomnio y debe darse tratamiento de sostén para los otros síntomas como la colitis.

La propuesta que la FM es un síndrome neuropático mantenido por el sistema simpático, abre nuevas perspectivas en su tratamiento. Están en período de estudio y desarrollo diversos fármacos “antineuropáticos”. Las investigaciones que se están llevando a cabo en diversas partes del mundo sobre este tema seguramente tendrán como resultado tratamientos diferentes y más efectivos.

En conclusión; hay razón para el optimismo. El enigma de la fibromialgia está en proceso de resolución. El conocimiento científico finalmente se impondrá sobre paradigmas clínicos anquilosados. Pronto veremos tratamientos más efectivos para este padecimiento tan desgastante para los pacientes y sus familiares.
 
Dra. Irma Rosales
 



© 2018 Clínica Reumatológica Vida

227964